(Arzobispado de Cusco, 6 de enero de 2016) En la Epifanía del Señor, Mons. Richard Daniel Alarcón Urrutia, Arzobispo Metropolitano del Cusco, presidió la Misa de Fiesta de Bajada de Reyes en el distrito de Ollantaytambo de la provincia de Urubamba; celebración Eucaristía que contó con la participación de las principales autoridades del distrito y feligresía en general.

Durante su homilía, Mons. Richard Daniel Alarcón Urrutia, reflexionó acerca de la adoración del Niño Jesús en nuestros hogares. Dijo, que al igual que los Reyes Magos, cada uno de nosotros debemos llevar el oro, incienso y mirra; el oro de nuestro amor; el incienso de nuestra oración y por último, la mirra de nuestra compasión y misericordia para los más necesitados.

Una vez finalizada la Santa Eucaristía, se prosiguió con la solemne procesión del Niño Jesús por la periferia de la Plaza de Armas y principales calles del distrito de Ollantaytambo, en la que participaron Mons. Richard Daniel Alarcón, Arzobispo Metropolitano del Cusco; el P. Facundino Huillca Quispe, Párroco de Ollantaytambo y las principales autoridades locales, así como feligreses de diversas partes de la región.

Extraído de la página web del Arzobispado de Cusco (http://www.arzobispadodelcusco.org/noticia.php?idnoticia=1682) el 15 de enero de 2016.

com_boe157_noticia02