(IPA, 31 de diciembre de 2016) El proyecto “Restauración y puesta en valor de la Catedral San Francisco de Asís de Ayaviri” dará inicio el año próximo 2017. Este proyecto, que tendrá una duración entre dos y dos años y medio, contempla la restauración integral de este edificio religioso declarado patrimonio cultural, lo que incluye: estructura, obras de arte, marquetería, retablos, paredes, techo, fachada, sistema de iluminación, sistema de sonido, jardines, reja exterior.

Con la aprobación, por el Gobierno Central, de un presupuesto poco mayor a los cuatro millones de soles, la parroquia de Ayaviri ha visto recompensado un largo esfuerzo para recuperar a las nuevas generaciones una de las más significativas expresiones arquitectónicas y artísticas de la evangelización católica durante la época virreinal en la zona altiplánica del Perú. El proyecto de restauración en mención fue aprobado por el Ministerio de Cultura a fines del año 2013.

Asimismo, en la ejecución del proyecto, cuya fecha de inicio se ha programado para abril del 2017, participarán, en trabajo en conjunto con los profesionales responsables, miembros de la Escuela-Taller de la parroquia de Ayaviri. Óscar Guillén, actual director del Centro Cultural-Museo San Juan Pablo II, con su equipo de trabajo y los alumnos de la localidad que, actualmente, vienen capacitándose en temas de restauración de objetos artísticos muebles, serán actores importantes en la materialización del proyecto citado.

El P. Miguel Coquelet Castagnino, párroco de la catedral de Ayaviri y principal gestor de esta loable iniciativa, hace referencia al apoyo brindado por parte de la Prelatura de Ayaviri, a través de Mons. Kay Schmalhausen Panizo, y la Municipalidad Provincial de Melgar, con su alcalde Víctor Jesús Huallpa Quispe. Comenta, asimismo, la importancia de la perseverancia y de no perder la esperanza: “No ha sido fácil, Dios nos ha dado la fuerza para seguir. A veces el sistema burocrático te juega al cansancio, pues no hay que cansarse, siempre tarde o temprano se abrirá una puerta que destella una pequeña luz que se va haciendo cada vez más grande, esa pequeña luz es una esperanza y hay que cogerse de ella hasta el final”.

Agrega, asimismo, que la restauración de la catedral de Ayaviri debe considerarse solamente como el inicio de una campaña que asegura la preservación de otros templos religiosos de la región Puno: “Yo creo que el empezar la restauración de la catedral abre el camino para que continúen otros templos valiosísimos de nuestra Prelatura de Ayaviri, (Orurillo, Umachiri y otros) que están desafiando el tiempo, el paso de los siglos y todavía se mantienen en pie, como diciéndonos: aquí estamos, mírennos, restáurennos, que ya no podemos más. Este ha sido un primer paso y daremos los siguientes para rescatar ese patrimonio religioso tan rico que tenemos y que lamentablemente está olvidado en nuestra región Puno”.

La arquitectura de la catedral de Ayaviri presenta un estilo barroco en su ornamentación y presenta una de las portadas más importantes de la zona altiplánica del Perú. El templo, que fue construido a finales del siglo XVII, alberga en su interior lienzos de gran tamaño pertenecientes al artista indígena Isidoro Francisco de Moncada, activo en la segunda mitad del siglo XVIII.