(IPA, 29 de setiembre de 2015) El área de pastoral catequética de la Prelatura de Ayaviri participó en la organización del Encuentro de Catequistas de las provincias de Melgar y Carabaya, los días 25, 26 y 27 de setiembre del año curso en la parroquia de Umachiri.

A lo largo del encuentro, los sesenta catequistas jóvenes que aproximadamente participaron reflexionaron sobre los siguientes puntos: “Jesús me llama a la conversión”, “La fortalezas y debilidades de la catequesis”, “Hacia una verdadera catequesis de la iniciación cristiana”, “El Kerygma”, “¿Cómo es un adolescente?”, “¿Cómo trabajar con los jóvenes?”, “¿Qué espera Dios de un catequista?”.

Todos estos temas han servido para repensar su trabajo pastoral, a reconocer las debilidades y fortalezas de la catequesis en sus parroquias, a comprender lo que es la iniciación cristiana y qué implica este inicio de la vida cristiana, a tomar conciencia que la catequesis de iniciación cristiana debe llevar a que los que reciben la catequesis se encuentren con Cristo. Porque sólo al encontrarse con Él podrán perseverar en su vida cristiana, a conocer y profundizar en qué es el kerygma -el primer anuncio de la fe-, y cómo estos contenidos deben llegar a los jóvenes para que se conviertan, se acerquen al Señor Jesús y vivan una vida cristiana.

Otro tema no menos importante y unido a este trabajo pastoral fue el entender el llamado a la conversión que Jesús hace al cristiano, al catequista, para asemejarse a Él y por ende, dar un mejor testimonio de vida en Cristo por medio de las palabras y las obras.

Las diferentes reflexiones se enmarcaron bajo el lema del encuentro: “No me habéis elegido vosotros, soy quien los elegí”. Es el Señor quien llama a las personas a seguirlo, a confiar en Él, a ser catequista. Lo hace con un inmenso amor, porque cree en ellas, a pesar de sus caídas. Por eso, al final del encuentro el vicario general, el P. Julián Condori, los exhortó a seguir adelante, a levantarse si tropiezan porque la Iglesia los necesita para transmitir el mensaje de la buena nueva del Señor, a ser esos testigos con todo su ser, porque es lo pide Dios, y no olvidarse que Dios estará siempre a su lado, él nunca los abandonará.

Durante el encuentro se ofrecieron momentos de oración personal y comunitaria, de participación en la santa misa, en la confesión, en la visita al santísimo sacramento, del rezo del rosario. Instancias que ayudaron a entrar en una dinámica de encuentro con el Señor para fortalecer la vida espiritual. Los espacios para compartir como comunidad y crecer en fraternidad no dejaron de estar presentes.

Más imágenes de este evento están disponibles en el siguiente enlace: https://www.flickr.com/photos/ipandina/albums/72157656960534954.

CATEQUISTAS REFLEXIONAN SOBRE SU LABOR EN UMACHIRI
CATEQUISTAS REFLEXIONAN SOBRE SU LABOR EN UMACHIRI