(IPA, 31 de abril de 2017) El domingo 16 de abril se celebró la Pascua de Resurrección. Reunidos en el templo de Santa Bárbara (distrito de San Pablo, de la Prelatura de Juli), la feligresía se reunió para celebrar la nueva vida, renovada por Jesucristo.

Durante el sermón, el P. Eduardo Adelmann Reed, párroco de Santa Bárbara, recordó la significativa importancia de esta celebración para los católicos. Un hecho que es la base de nuestra fe, ya que Jesús murió para poder vencer a la muerte. Jesús, hombre real, resucitó realmente.

Tras la celebración eucarístico, los pobladores de la comunidad se saludaron entre sí como un signo de alegría y nuevo inicio de la vida dada por Jesús.

Más fotografías en el siguiente enlace: https://www.flickr.com/photos/ipandina/albums/72157680732447991.