(Universidad Católica San Pablo-IPA, junio de 2013) El director de la revista Allpanchis, Fernando Valle Rondón, ha sido nombrado recientemente Miembro de número de la Academia Peruana de Historia Eclesiástica, según resolución de asamblea del día 20 de mayo del 2013. La ceremonia oficial de incorporación será el 23 de setiembre en Lima.

Desde sus primeros años de investigación académica, a fines de los noventa, Fernando Valle ha dedicado sus trabajos de pesquisa histórica al estudio de instituciones eclesiásticas y, en particular, a la relación entre la Iglesia Católica y la modernidad. Así lo hizo, por ejemplo, con su tesis de maestría sobre los planes educativos ilustrados del Convictorio de San Carlos y de la Universidad Mayor de San Marcos en el siglo XVIII.

Los artículos de historia eclesiástica más relevantes versan sobre la situación de la Iglesia ante la independencia. En relación a esta temática, el Prof. Valle ha contribuido con varios textos académicos publicados en revistas especializadas de Chile, Venezuela, Italia y Perú; así como ponencias en Lima, Quito, Santiago, Caracas y Roma.

La Academia parece haber considerado también su trabajo editorial y la organización de numerosas actividades académicas en torno a la historia eclesiástica. Respecto de lo primero, se ha considerado, sin duda, su labor como editor de la revista Allpanchis, dedicada a los estudios andinos y publicada por el Instituto de Pastoral Andina con sede en Cusco. A este trabajo que ya tiene en su haber varios números, se suma la edición de la colección “Historia, sociedad y cultura” de la UCSP y otras publicaciones anteriores editadas por el Centro de Estudios Peruanos en estrecha colaboración con el Fondo Editorial: Tres historiadores y un presente: perspectivas para una historiografía peruana (2010) y Relaciones entre la Iglesia Católica y el Estado Peruano (2007). Asimismo ha colaborado en la edición de libros de historia eclesiástica publicados por el Instituto de Pastoral Andina.

«Me honra mucho –señala– que la Academia Peruana de Historia Eclesiástica haya tenido este gesto, que en realidad resulta bastante generoso para con una obra de investigación que aún debería dar mayores frutos. No obstante, de alguna manera es un reconocimiento implícito a un trabajo silencioso, perseverante y responsable de muchas personas que discretamente han colaborado de diversos modos con el Centro de Estudios Peruanos y el Instituto de Pastoral Andina, cuyas labores -como saben- están emparentadas en torno a los estudios históricos y socioculturales».

Extraído de la página web de la Universidad Católica San Pablo (http://www.ucsp.edu.pe/index.php/noticias-inv/2189-catedratico-de-la-ucsp-es-nombrado-miembro-de-numero-de-la-academia-peruana-de-historia-eclesiastica) el 30 de  junio de 2013.