(IPA, 15 de setiembre de 2015) La Parroquia San Miguel de Ilave de la Prelatura de Juli fue el punto de encuentro de jóvenes catequistas de la zona centro de la referida jurisdicción eclesial. Durante tres, 4, 5 y 6 de setiembre del presente año 2015, alrededor de veinticinco jóvenes participaron de un taller de formación organizado por el Instituto de Pastoral Andina.

El programa consistió en aspectos como la afectividad y las virtudes en los jóvenes, la vida cristiana y el ser cristiano en el mundo actual. En el primer punto se reflexionó sobre las particularidades de la afectividad en los jóvenes, las cuales deben ser reconocidas adecuadamente para, así, poder orientarlas. Juntamente con varias virtudes como el servicio, la responsabilidad, la prudencia, la constancia, conducen al joven a ser una persona íntegra.

Concierte al segundo aspecto del encuentro, se profundizó en las maneras que un joven puede llegar a tener una vida cristiana coherente. Para ser otro Cristo y para ser testigo suyo con la palabra y el ejemplo, se debe fortalecer la fe, tener una vida de oración constante, acercarse al sacramentos de la reconciliación y Eucaristía con frecuencia, y estar en conversión constante. El último tema tratado permitió insertar al joven en las dinámicas sociales actuales. Actitudes como el consumismo, hedonismo, agnosticismo y globalización alejan al hombre de Dios. Por ende, el testimonio del cristiano debe ser firme, audaz, directo y sin tener miedo porque Dios está con ellos.

Los participantes, quienes por medio de las dinámicas desarrolladas y los diálogos realizados, expresaron la importancia de reconocer cómo se manifiesta su afectividad, para su control y guía, y el valor de practicar las virtudes que los hará mejores personas, más humanas y más cristianas; en el segundo tema, expresaron que su vida cristiana debe crecer más y debe ser más profunda para que su testimonio evangelice y transforme corazones. En sus diálogos y exposiciones sobre el tercer tema manifestaron que el mundo de hoy conduce a una vida sin Dios y que ellos al ser futuro de la sociedad, deben testimoniar que las personas, y que por ende, la sociedad sólo alcanzará lo que anhela si camina unida a Dios.

Durante el taller tuvieron espacios para acrecentar su vida espiritual, como momentos de oración y la participación en la santa misa. Estos días también sirvieron para crecer en unidad como cuerpo de Cristo. Además, los sacerdotes, P. Pedro Siguayro y el P. Edgar Vitulas, que atienden esta parroquia, exhortaron a los jóvenes, al inicio y final del taller, a acoger y a poner en práctica lo aprendido en el taller para su crecimiento personal y fortalecimiento de su vida cristiana.

Más imágenes de este evento están disponibles en el siguiente enlace: https://www.flickr.com/photos/ipandina/21396081526/in/dateposted-public/.

Taller de catequistas jóvenes. Ilave, setiembre de 2015
Taller de catequistas jóvenes. Ilave, setiembre de 2015