(IPA, 31 de octubre del 2017) La semana del 16 al 22 de octubre se desarrolló una campaña médica a favor de las personas con mayor carencia de recursos materiales. En Ayaviri, treinta médicos -provenientes de Lima y de Estados Unidos- brindaron sus servicios a casi dos mil personas necesitadas y catalogadas en situación de pobreza extrema.

Los beneficiarios -donde, también, se incluyen personas con discapacidad y niños de instituciones educativas rurales alejadas del centro urbano- pudieron atenderse en áreas como pediatría, odontología, ginecología, terapia física y oftalmología, además de medicina general. Igualmente, los pacientes medicamentos, vitaminas y víveres.

Este evento solidario fue organizado por la Prelatura de Ayaviri y Cáritas-Ayaviri, y contó con la participación de voluntarios -peruanos y extranjeros- que apoyaron en la traducción y el acompañamiento a las personas atendidas. En ese sentido, los alumnos de la carrera de enfermería del Instituto Superior de Educación Pública Ayaviri (ISEPA) integraron este grupo en la traducción al idioma quechua.

Mons. Kay Schmalhausen, obispo prelado de Ayaviri, durante la oración inicial celebrada el martes 17, agradeció profundamente a los casi 70 participantes de esta campaña médica.

Sin duda, la organización de esta jornada es de gran importancia para la región, sobre todo porque intenta mejorar la calidad de vida de los que más lo necesitan y se encuentran en situación de abandono por la administración pública formal.

Fotografías proporcionadas por el Hno. Elkin Fernández, de la Prelatura de Ayaviri.