(IPA, 15 de diciembre de 2011) La Prelatura de Ayaviri, desde fines de octubre, acoge a la comunidad de las Monjas Trinitarias de Clausura, quienes han establecido un monasterio de vida contemplativa. La presencia de estas cuatro monjas, que provienen del Monasterio de Trinitarias de Guatemala, ayudará a la evangelización del territorio prelatural. Debemos resaltar que la vida contemplativa que “son una especie de pulmón espiritual en nuestra sociedad”, según el Santo Padre Benedicto XVI.

La Orden Trinitaria fue fundada por San Juan de la Mata en la segunda mitad del siglo XII. Su carisma fundamental actual “es la vida de oración, alabanza, silencio y sacrificio, unidas diariamente al Sacrificio Redentor de Cristo, no sólo como alabanza de gloria para la Santísima Trinidad, sino también como instrumentos de redención para todos los hombres”.