(Prelatura de Juli, 15 de noviembre de 2013) Durante el mes de octubre, el obispo de Juli, Monseñor José María Ortega, ha realizado actividades para la atención de su feligresía.

El domingo 13, estuvo en la Iglesia parroquial de Santiago Apóstol de Pomata, celebrando la Octava de la Virgen del Rosario, mostrando la cercanía a sus fieles, que con motivo de acercarse a venerar a la Madre de Dios, llegaban a este distrito.

De la misma manera, ha visitado el Seminario Mayor Nuestra Señora de Guadalupe de nuestra Prelatura, el día miércoles 16, tuvo una reunión con los formadores, diáconos y alumnos de este centro de formación sacerdotal. Cada uno pudo contarle su experiencia en el ámbito pastoral, apostólico, todo en un ámbito de familia, pues eso es el Seminario, el clero, no faltaron chispazos de buen humor.

Luego de que los presentes en este encuentro con nuestro Obispo, contaran sus labores apostólicas, Monseñor José María dio unas pautas de formación para que pueda vivir mejor nuestra entrega sobre todo el cuidar la vida espiritual, con la frecuencia de la confesión, el cuidado de la dirección espiritual, la vida de familia, la fraternidad.

El viernes 18 durante la fiesta de San Lucas, Monseñor José María dirigió el retiro mensual a su clero, tanto sacerdotes como diáconos, pudieron recibir esta formación espiritual permanente tan necesaria para perseverar en el amor a Dios, a la Iglesia, a la propia vocación y como consecuencia a los fieles que se les ha confiado.

Mons. José María ha administrado el sacramento de la Confirmación a más de 120 jóvenes de las parroquias de Chucuito, Desaguadero y Ácora, los días 17, 24 y 26 del presente, exhortándolos a conocer, vivir, amar y defender su fe, dirigiéndose también a los padres de los confirmandos, para que secunden la formación cristiana de sus hijos con un gran optimismo, para que conscientemente vivan apartados del mal y en comunión constante con la gracia del Señor.

Siguiendo con sus actividades, ha recibido la visita de los docentes de Religión que laboran en Juli, acogiendo las experiencias, apostolados y anhelos en bien de sus alumnos, colegas y familiares. De igual modo, ha compartido momentos cercanos en los ambientes de Caritas-Juli y el Instituto de Educación Rural, donde se han venido-y continúan-dándose trabajos en bien de la sociedad.