(Prelatura de Sicuani, agosto de 2013) Con la participación de más de mil quinientos fieles que colmaron la Basílica Catedral de Arequipa, el 15 de agosto se celebró la ordenación episcopal de Monseñor Pedro Bustamante López, nuevo obispo prelado de Sicuani. La ceremonia fue presidida por Monseñor Javier De Río Aba, Arzobispo de Arequipa; el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, Arzobispo de Lima, y otros obispos del Perú.

En la homilía, el Cardenal Cipriani dijo: “Al obispo y sacerdote no lo mueve una ideología o una inclinación política, nos mueve el amor a Cristo, la fe; algo mucho más grande, más apasionante y exigente. Por eso, Pedro refúgiate en el corazón de nuestra Madre Santísima. Este es un misterio que Dios nos concede y que administramos en su nombre por ello ante una realidad tan grande solo cabe reconocer con profunda humildad que somos siervos inútiles. ¿Qué hacemos o que debemos hacer? Ser instrumentos dóciles en manos de Él. Gran responsabilidad a la que debemos responder”.

Al final de la Santa Misa, Monseñor Del Río agradeció el trabajo de Monseñor Pedro Bustamante, quien desde los 17 años se formó en el Seminario Arquidiocesano San Jerónimo. Han pasado 31 años, dijo, y hoy parte para Sicuani con el propósito de anunciar el amor de Dios a esta porción del pueblo de Dios.

El rito de ordenación se inició con el himno al Espíritu Santo. Prosiguió el interrogatorio al Obispo Ordenado, la postración en tierra con el rezo de las letanías, así como la imposición de manos de parte de todo los Obispos. Posteriormente la entrega de anillo conocida como la esposa, la Mitra y el báculo, símbolos del ministerio episcopal, que hacen alusión a la fidelidad, santidad y autoridad, propios de la nueva investidura.

Merecen especial atención las unciones y la entrega del evangelio. Se le ungió la cabeza con el óleo sagrado. Cabe señalar que en la Sagrada Escritura el uso del aceite es múltiples, signo de alegría, de alimento, de medicina, de luz; signo, sobre todo, de consagración.

El Evangeliario abierto, fue impuesto sobre la cabeza de Monseñor Pedro Bustamante durante la plegaria de la consagración, indicando que el obispo posee la plenitud del Espíritu Santo.

Extraído de https://www.facebook.com/media/set/?set=a.631106993589552.1073741827.114907995209457&type=1 (17 de agosto de 2013).