(Prelatura de Juli, 30 de setiembre de 2016) Con fecha 15 de agosto –solemnidad de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María- del presente año, el Señor Obispo Mons. José María Ortega Trinidad creó una parroquia en la Prelatura de Juli, teniendo en cuenta la salud de las almas, el bien espiritual y la necesidad urgente de una Nueva Evangelización. La parroquia erigida tiene su sede en el Distrito de Ollaraya en la Provincia Puneña de Yunguyo, cuyo patrón es “San Miguel Arcángel”.

Hace pocos días atrás, el 8 de setiembre, fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María, nuestro pastor de esta porción del pueblo de Dios en Juli, nombró al nuevo párroco, el Sr. Pbro. Narciso Valencia Parisaca.

Solemne Toma de Posesión

Toda la población del distrito de Ollaraya se alegró de sobremanera de esta noticia que de que por fin tenían su parroquia y tenían su nuevo párroco. Y la ocasión del 29 de setiembre, fecha de la Fiesta de su santo patrono, San Miguel Arcángel, -que junto a San Gabriel y San Rafael- es venerado en toda la Iglesia, y en especial en esta parroquia de reciente creación.

La Santa Misa –presidida por el Vicario General y donde participaron sacerdotes y el pueblo en general- comenzó con los ritos iniciales. A continuación, se realizó la incorporación del Nuevo Párroco: leyendo del decreto de creación de la Parroquia de Ollaraya y el decreto de nombramiento del nuevo párroco. Acto seguido asistimos al diálogo con el nuevo párroco. Luego se hizo la entrega del libro de los evangelios.

El párroco recorrió la iglesia para recibir los lugares donde desempeñará su ministerio: el baptisterio, la sede penitencial, la sede presidencial y el altar. Inmediatamente después el ordinario del lugar hizo entrega de llaves del templo.

En la homilía el celebrante principal recordó la misión de un párroco explicando: la misión de enseñar la verdad de Cristo, de acuerdo al Magisterio de la Iglesia; La misión de santificar al pueblo de Dios mediante los canales de la gracia que son los sacramentos: la misión de pastor, según el corazón de Cristo, en su parroquia, representando a su prelado, dando ejemplo de vida de entrega y fidelidad a su sacerdocio y un gran celo por la almas.

Después de la homilía el nuevo párroco hizo la Profesión de Fe, el Juramento de Fidelidad; y el Juramento de diligente y fiel administración de los bienes de la Prelatura de Juli en la parroquia.

Día de Júbilo

Se palpó la tremenda algarabía de los fieles de Ollaraya. Dijeron que había luchado tanto para tener un párroco y ahora lo han conseguido. Y mucha gente adulta, especialmente ancianas y ancianos, lloraban de emoción, y agradecían a Dios y nuestro obispo por el don de la nueva parroquia y por la dotación de un sacerdote párroco para su pueblo.

Mucha gente acompañó la procesión de la imagen del patrón San Miguel, por las principales calles de la ciudad. El anda pasó al lado del terreno de la futura casa parroquial. Y allí el Señor Alcalde distrito recordó que todas las autoridades locales, pobladores y residentes en otros lugares, en especial en Lima, podrán todos los medios para que muy pronto esté construido los ambientes materiales de la parroquia, para que sea un lugar donde se pueda acoger a nuestros hermanos en la fe y todos los hombres de buena voluntad.

El esfuerzo de los ciudadanos de este distrito, que limita en su frontera con Bolivia, se ha visto coronado con creces.

Promover vocaciones

Y desde el punto de vista de toda la Prelatura de Juli, podemos decir que la creación de una nueva parroquia –y pronto habrán más– es consecuencia del crecimiento en la labor vocacional. Gracias a ello, las vocaciones han aumentado, perseveran en su mayoría y ya podemos vislumbrar un aumento considerable de vocaciones cuajadas en la vivencia de un sacerdocio de cara a Dios y de un humilde servicio en la viña del Señor.

 

I am text block. Click edit button to change this text.