(Conferencia Episcopal Peruana, marzo de 2014) El  sábado 22 de marzo pasado se realizó en la capital peruana la “Gran Marcha por la Vida”, como una manifestación pública y pacífica de personas e instituciones para expresar decididamente la defensa de la vida desde el primer instante de la concepción hasta la muerte natural.

“Todos tenemos un niño dentro”, es el lema oficial de la Marcha por la Vida de este año, y se inició con una concentración desde las 9:00 de la mañana, entre los cruces de las avenidas Brasil y Javier Prado.

Desde allí, la marcha prosiguió a lo largo de la Avenida Brasil hasta llegar al Campo de Marte, en Jesús María. Durante el recorrido, como en años anteriores, participaron miles de personas, entre jóvenes, adultos, madres embarazadas y niños, que con pancartas, polos alusivos y frases alentadoras celebraron esta fiesta de la vida.

La Marcha por la Vida se realiza en el marco de la celebración del “Día del Niño por Nacer”, que se conmemora todos los años en el Perú el 25 de marzo, por la Ley N° 27654. Dicha ley está basada en el artículo 1º de la Constitución Política del Perú, que señala que: “La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado”.

Es por ello, que para celebrar este día todos los años se organiza la Marcha por la Vida, que es una fiesta donde se reúnen instituciones y personas que comparten la causa de la defensa de la vida del ser más indefenso de todos: el niño por nacer.

Fuente: Conferencia Episcopal Peruana/ Cáritas del Perú. Extraído de: http://caritaspuno.blogspot.de/2014/03/marcha-por-la-vida-fue-un-exito.html.