(Prelatura de Juli, 30 de abril de 2014) Monseñor José María Ortega preside solemnes cultos de Semana Santa en la Prelatura de Juli.

Siguiendo el curso del año litúrgico, nos acercamos al corazón del Misterio Pascual, y la Prelatura de Juli, en el altiplano peruano, no es ajena a esta gran celebración.

Monseñor José María presidió la conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén, desde el atrio de la Iglesia Catedral San Pedro el próximo domingo de Ramos.

Nuestro obispo movido por el celo de ganar a las almas de sus fieles, ha dispuesto la atención de confesiones en la Iglesia Catedral.

El martes Santo, 15 de abril, a las 10:30 am. se realizó la Misa Crismal, en la que junto con su presbiterio, bendición los oleos de los enfermos y de los catecúmenos, para luego consagrar el santo crisma.

Para este día, en el que se adelantan los festejos por el día del Sacerdocio, que es el jueves Santo, estuvieron presentes los fieles de nuestra Prelatura, los religiosos y religiosas de nuestra circunscripción eclesiástica.

Después de la celebración de la Misa Crismal se tuvo un compartir en familia prelaticia. Monseñor José María está alentándonos continuamente a que en estos días de la Semana Santa acerquemos a los fieles a un encuentro personal e íntimo con el Señor que nos ofrece su misericordia y enseñanza para tener vida eterna.

Nuestro obispo además incoó el Triduo Pascual con sus fieles, contando con la asistencia de sus seminaristas, quienes le ayudarán en estos solemnes cultos.

Pbro. Eduardo Roller Chong (Prelatura de Juli).