(Prelatura de Juli, enero de 2013) En el marco de la fiesta de la solemnidad de Nuestra Señora de Guadalupe (12 de diciembre de 2012), se ordenaron diáconos los seminaristas del Seminario Mayor de la Prelatura de Juli, Holes Freddy Apaza Chambilla, Aurelio Cjuro Lima, Grecio Choqqe Alata y Javier Jorge Quispe Condori; y presbíteros los diáconos Carlos David Pacheco Altamirano y Walter Valencia Uscaymata.

La ceremonia religiosa, realizada en la Catedral San Pedro de Juli, fue concelebrada por Mons. Juan Antonio Ugarte Pérez, Arzobispo metropolitano te Cusco, y por Mons. Jorge Carrión Pavlich, obispo de Puno. Contó con la presencia de sacerdotes y seminaristas de la Prelatura de Juli y familiares y amigos de los aspirantes a recibir el sacramento del Orden sacerdotal en primer y segundo grado.

Durante la homilía, Mons. Ugarte recordó la fraternidad y amistad que lo une con Mons. José María Ortega, obispo prelado de Juli, desde el año de 1973, y resaltó su alegría de ordenar a sus “pupilos”. Luego dirigiéndose a los ordenandos les recordó lo de la Oración sacerdotal de Jesús, contenida en el evangelio según san Juan, que se es llamado por Dios para ser consagrado en la Verdad (…), que los fieles han de ver en ellos al Señor. También les recordó a los fieles que si alguna vez los sacerdotes están un poco fastidiados, recuerden que son seres humanos, sabiendo disculpar, el cansancio de la labor de cada día, los padrecitos estarán contentos de esta comprensión.

La Prelatura de Juli agradece a la Santísima Trinidad el don de la vocación sacerdotal, que se va actualizando en jóvenes que, tras descubrir su vocación y con la ayuda de guías humildes y doctos, van respondiendo día a día a este camino. Rezamos para que muchos otros jóvenes al ver que esto es lo suyo, a pesar de la propia fragilidad y limitación, le digan, apoyados en la Gracia de Dios y de la propia vocación: “Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad”.