(Prelatura de Juli, noviembre de 2013) Al promediar las 9: 45 am. del día viernes 8 de noviembre del 2013 se inició la evaluación de los alumnos asistentes al IV Concurso Prelaticio de Educación Religiosa, en el Nivel Secundaria-Etapa Final, organizado por la Oficina de Educación Católica de la Prelatura de Juli, que este año ha ostentado el nombre de “Su Santidad Francisco”, en honor del nuevo Papa.

Los alumnos participantes acompañados por sus docentes provienen de las 22 parroquias de dicha prelatura, representando a sus instituciones educativas; el total de alumnos evaluados fue de 79.

La mañana estuvo enriquecida después de la evaluación de los alumnos, por la celebración de la Santa Misa, presidida por el Sr. Vicario General de la Prelatura de Juli, Monseñor Fernando Samaniego Orellana.

Después del almuerzo de confraternidad en el comedor de la Casa de Retiro “María”, se proyectó en el auditorio un video documental del Papa Francisco, que daría paso a la ceremonia de premiación y clausura del evento.

En dicha ceremonia además del Sr. Vicario General que a su vez es el Director de la ODEC-Juli, se encontraban especialistas de la UGEL-Puno, el Sr. Juan Saravia y el Sr. Flavio Blas; la madrina del premio institucional fue Doña Maruja Merma Durand y los sacerdotes y diáconos de las parroquias de Ácora, Chucuito y Laraqueri.

Dentro de la premiación cabe resaltar los tres primeros lugares en el 5° año de secundaria, que recayeron en tres jóvenes de las localidades de Juli (primer lugar), Pilcuyo (segundo lugar) y Checacollo (tercer lugar).

El premio institucional de la ODEC-Juli fue para la I.E.S. Tawantinsuyo de Desaguadero; es de resaltar que los docentes de los alumnos ganadores también recibieron un reconocimiento por su labor profesional bien realizada.

Este tipo de eventos con una clara finalidad pre formativa, se van afianzando año a año, con la colaboración de los coordinadores de la institución responsable, bajo las indicaciones expresas de su director y del obispo Monseñor José María Ortega Trinidad.

El lema-mensaje para este año fue extraído de la predicación espontánea del Papa Francisco: “¡Queridos jóvenes tengan un corazón grande! ¡No tengan miedo soñar cosas grandes!”; se van dando pasos optimistas en estos tiempos de nueva evangelización desde el Altiplano peruano.

Ver más imágenes en el siguiente enlace: http://www.flickr.com/ph…/ipandina/sets/72157638125132844/.