(Prelatura de Juli, 15 de agosto de 2014) Los días 30, 31 de julio y 01 de agosto fueron el espacio para que se lleve a cabo el Simposio sobre la Familia en la Nueva Evangelización, evento que fue promovido por la Prelatura de Juli, en la persona del obispo Monseñor José María Ortega Trinidad. Este Simposio tuvo como sede las instalaciones del Seminario Mayor Nuestra Señora de Guadalupe, en el distrito de Chucuito.

Secundando la tarea de enseñanza y vida de la Iglesia, que se apresta a celebrar la III Asamblea general extraordinaria del Sínodo de los Obispos con el tema: Los desafíos pastorales  de la familia en el contexto de la evangelización, la Prelatura de Juli invitó a tres ponentes para que desarrollaran el tema antes mencionado.

El primer día se invitó al Pbro. Irineo Fernando Samaniego Orellana, Doctor en Sagrada Teología por la Universidad de la Santa Cruz de Roma, para que desarrollará el tema desde su fundamentación teológica. Ya antes en una primera lección, dirigió una clase magistral sobre la figura del Papa San Pío Décimo; pues al acercarse, el próximo 20 de agosto del presente año, la conmemoración del I Centenario de la muerte de este santo pontífice, se quiso recordar su labor, en especial su defensa de la fe contra el modernismo y la promulgación de su decreto Quam singulari, con el que permitía la recepción de la primera comunión y comunión frecuente a los niños.

El segundo día estuvo a cargo del Ingeniero César Chinguel Arrese, que además de ser doctor en su profesión por la Universidad de Piura, es máster en Familia; por lo que sus intervenciones estuvieron orientadas a explicar la familia desde el punto de vista antropológico, recordando que esta tiene su origen en el amor del hombre y la mujer. Se apoyó en las enseñanzas de San Juan Pablo II, que dio un fuerte y noble impulso a la teología del cuerpo, a la donación del varón a la mujer y de esta al varón; todas estas lecciones se dieron además en un ámbito de saludable intercomunicación entre el ponente y los asistentes.

Para concluir, el tercer día estuvo a cargo del Pbro. Leoncio Córdova Vega, licenciado en Derecho Canónico por la Universidad de Navarra; quien explicó el Matrimonio desde el punto de vista jurídico-sacramental, esclareciendo las dudas de los asistentes, en puntos importantes como el consentimiento de los novios y el vínculo que se genera al celebrarse el sacramento del Matrimonio.

Cada día, antes de empezar las jornadas de estudio, se celebró la Santa Misa. Como arriba se mencionó, el primer día se hizo la conmemoración de San Pío Décimo; esta Eucaristía fue presidida por Su Excelencia Monseñor José María Ortega Trinidad, Obispo de Juli; en su homilía resalto la importancia de la familia, citando el libro del Génesis.

Estos días en los que se ha desarrollado el Simposio, han sido satisfactorios, pues tanto la parte organizativa como los asistentes, incluyendo cada uno de los ponentes hemos aprendido, para poder desarrollar mejor nuestra labor profesional, afianzando nuestra formación humana y cristiana, nos esperan grandes retos en el apostolado y pastoral matrimonial-familiar. Retos a los cuales tanto laicos, casados y célibes, sacerdotes y religiosos hemos de afrontar contando con la buena doctrina, firme calidad humana y una creciente vida espiritual; la esperanza y la alegría con fe no faltaran.

Texto: P. Eduardo Roller Chong (Prelatura de Juli).