(Prelatura de Juli, 15 de junio de 2014) Ya desde la 07.00 am del 24 de mayo se veía llegar a la Plaza de Armas de la ciudad de Juli, los primeros jóvenes provenientes de las diferentes comunidades campesinas de las provincias de El Collao-Ilave, de Chucuito-Juli y de Yunguyo (provincia  fronteriza  con Bolivia). Juli fue el lugar de concentración para marchar hacia el coliseo cerrado de dicha ciudad, donde se llevaría a cabo la I Jornada Juvenil de Estudiantes Católicos con el lema, “Jóvenes, juéguense la vida por grandes ideales”.

Casi un millar de jóvenes acudieron a esta invitación que hiciere la Prelatura de Juli con la finalidad de reflexionar sobre el papel que juega el joven en la sociedad y en la Iglesia. Los jóvenes fueron recibidos en la Plaza de Armas por el Padre Clemente Ortega O., párroco de la parroquia San Pedro de Juli y por el Padre Javier Quispe C., quienes encabezaron la marcha por la ciudad de Juli. Ya en el coliseo fueron recibidos por el Padre Carlos Pacheco Altamirano y por el Sr. Alcalde de la Provincia de Juli, Ing. Juan L. Aguilar Olivera, quienes dieron la bienvenida a todas las delegaciones presentes. El Sr. Alcalde manifestó su alegría por la gran cantidad de jóvenes presentes y alentó a los organizadores a seguir trabajando por los jóvenes, quienes son los más vulnerables a los embates de la sociedad.

En un segundo momento se dio inicio a la primera plática: “los jóvenes de antes y los jóvenes del siglo XXI”, a cargo del P. Carlos Pacheco. En dicha conversación se hizo hincapié a la crisis que experimentan los jóvenes de hoy en día, dejándose llevar por las muchas cosas que nos ofrece el mundo, cada vez más deshumanizado y dejando de lado lo esencial en la vida de cada uno ellos, que es el respeto, el respeto a sí mismo, el respeto a los demás y el respeto al bien del otro.

En otro momento también intervino el P. Javier Quispe, quien brevemente en la plática “Jóvenes, juéguense la vida por grandes ideales”, presentó cuál debe ser el anhelo de cada uno de los jóvenes, concluyendo que es la felicidad, felicidad que deben de buscar, lamentablemente ese deseo de felicidad lo buscan en lugares equivocados. La verdadera felicidad la encontramos en Jesús, muchas veces esa felicidad lo buscamos en cosas banas, en la oscuridad, para que buscar la felicidad ahí, ¡no! La felicidad no está ahí, Cristo es la Luz del mundo y solo podemos encontrarlo en la luz y no en la oscuridad, con estas palabras finalizo el P. Javier.

En la recta final de esta jornada, entre cánticos y aplausos, algunos jóvenes representantes de los colegios presentes hicieron ingreso con la Cruz del Joven, para luego ser entregado a la primera delegación. Finalmente, se inició el programa de clausura, se invitó al Lic. Justo Prudencio Paredes Barriga, director de la UGEL Chucuito-Juli para que se dirija a los jóvenes presentes. Él  los felicitó por su asistencia y los animó a seguir formándose; también agradeció a los decentes de la ODEC por su colaboración en esta actividad en bien de los estudiantes. Luego el Ing. Juan L. Aguilar Olivera alcalde de la provincia de Chucuito-Juli muy emocionado dirigió a todo los estudiantes, manifestando su apoyo y su agradecimiento al equipo organizador, comprometiéndose a seguir trabajando por la juventud, cabe señalar que el alcalde entrego unos presentes a los participantes. El Padre Clemente Ortega Obregón, párroco de San Pedro de Juli en representación de nuestro obispo, Mons. José María Ortega Trinidad. Hizo entrega de la Cruz del Joven y clausuro esta I Jornada Juvenil de estudiantes Católicos 2014 Prelatura de Juli.

Cortesía del P. Javier Quispe (Prelatura de Juli).