Última actualización: 17 de junio de 2017.

La revista Pastoral Andina pretende constituirse en un espacio para compartir las experiencias pastorales de los evangelizadores del ande, apuntado siempre a valorar, respetar e iluminar desde la fe las expresiones culturas propias; además de promover integralmente la dignidad humana de todos sus pobladores. Asimismo, los obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, agentes pastorales y sociales puedan tener un espacio donde manifestar sus pensamientos y colaborar con la evangelización de nuestros pueblos.

Teniendo en cuenta que “el hombre y la mujer del ande peruano, tiene poca facilidad para la lectura escrita, pues su matriz cultural, pese a todos los cambios recientes, está inserta aún en el símbolo y la imagen” (IPA – Proyecto Institucional 2008-2011, pág. 25), la revista Pastoral Andina, a través de un formato más ligero, busca un objetivo doble. Por un lado, ayudar a la evangelización, formación e información de los agentes pastorales de esta región del Perú, la cual contará con “un nuevo diseño, que sin prescindir del texto, llevará imágenes y fotos parlantes didácticamente organizadas, de modo que permitan a los diversos usuarios y beneficiarios del IPA, una fácil comprensión de los misterios cristianos y las temáticas sociales que se pretende iluminar desde el magisterio de la Iglesia, el catecismo y la Palabra de Dios” (IPA – Proyecto Institucional 2008-2011, pág. 25).

Por otro lado, buscamos responder al espíritu que impulsó a los fundadores del IPA y de la revista a comenzar con esta labor:

“El fin para el que se creó el IPA no es solamente el conocimiento etnológico de la realidad andina. Si fuera esto, sobraría el apelativo: Pastoral. Ello no significa que en sus publicaciones el IPA se haya equivocado de camino, sino que todavía está en la primera etapa de su vida, asegurando algunos cimientos antes de lanzarse a construir un edificio más complejo. Lo que pretendemos es comunicar la Palabra de Dios y hacer descubrir los compromisos de vida y de culto que la Palabra Viva suscita en la vida del hombre” (Pastoral Andina 1 – Juan Hugues Anzoli).

Con estas palabras se iniciaba el caminar de la Pastoral Andina, por un sendero que ha contado con luces y sombras, pero teniendo claro el horizonte al que se apuntaba: “comunicar la palabra de Dios”.

La revista Pastoral Andina se viene publicando desde hace 35 años y con más de 185 números. Una descripción de la trayectoria de la revisa Pastoral Andina es disponible en el libro Teología en América Latina (Vol III: El siglo de las teologías latinoamericanas 1899-2001, Iberoamericana, Vervuert, 2002: 574-575) de Josep-Ignasi Saranyana (dir.) y Carmen-José Alejos Grau (coord.). Ahí se señala:

“Fue concebida como el instrumento pastoral de formación escrita. Nació en 1974 y hasta 1983 se mantuvo en un formato de cuadernillo, de cincuenta páginas, mimeografiado o a veces con una impresión de mala calidad. En este periodo los artículos eran sobre reflexión teológica, prácticas pastorales, informes y correspondencia, todo en un lenguaje muy sencillo y asequible. Los directores de la revista eran y son los mismos directores ejecutivos del IPA. Entre 1974 y 1980 ocuparon este cargo Mons. Luis Dalle (muerto en ejercicio de funciones) y Juan Max Hugues (dominico, uno de los fundadores del Centro Bartolomé de Las Casas del Cuzco). Desde 1980 a 1982 fue Marcos Degen, con quien la revista empezó a introducir más informes y temas de doctrina de la Iglesia; le sustituyó la Hna. Dolores Izquierdo (1982-1983), y luego Andrés Gallego García (1983-1987) que introdujo un nuevo formato en el mismo año 1983. En 1984 cambió la sede de la revista y dejó de estar en el Seminario de San Antonio Abad. Los contenidos continuaron los mismos hasta la nueva dirección de Esteban Judd (1987-1991), que transformó los anteriores contenidos en las siguientes secciones: Iglesianchis (Iglesia germinando), Especiales, Experiencias Pastorales, Libros y Revistas. En 1990 se aumentaron las secciones y se añadieron: Lineamientos, Alternativa de Vida, Noticias, Regionales, Hablar de Dios, Testimonio, entre otras. En 1991, bajo la dirección de Luis José López Rivera se modificó de nuevo la estructura, compuesta por el Editorial, Lo que pasa en nuestros días, Haciendo región, Experiencias, Testimonios, Noticias, Hablar de Dios, reportajes, y se comenzó a tener en la revista una fuerte carga de noticias políticas y sociales de la zona sur andina. En 1994 el director Raymundo Finch introdujo la sección Educación en Debate, que fue, hasta 1996, una buena tribuna para debatir la cuestión de la educación campesina regional y sus alternativas, con amplia participación de educadores en la materia. Finalmente en 1977 asumió la dirección la Hna. María José Caram, con quien la revista se reestructuró en las secciones: Lo que pasa, Busca primero el Reino, Hablar de Dios, Especial, Experiencias Pastorales, Reportajes, y Noticias. Actualmente se sigue manteniendo la mencionada estructura de contenidos.”

Las revistas con las que se intercambia la revista Pastoral Andina son:

  • Acción de incupo (Instituto de cultura popular INCUPO, Argentina).

Últimos números publicados

Revista Pastoral Andina n° 188

Revista Pastoral Andina n° 187

Revista Pastoral Andina n° 186

Revista Pastoral Andina n° 185

Revista Pastoral Andina n° 184

Revista Pastoral Andina n° 183

Archivo de números anteriores