Entrevista al P. Raimundo O’Sullivan, de la Prelatura de Sicuani, por Paul Rosillo Madrid, del Instituto de Pastoral Andina. El encuentro tuvo lugar en enero de 2017.

Paul Rosillo (PRM): Buenas tardes, padre Raymundo. Hace unos días, Usted nos anunció, pues, su jubilación, con mucha pena. Después de varios años de trabajo, aquí, en la prelatura. Se retira, pues, por motivos de salud. El IPA, conscientes del rol que jugó Usted, aquí, en la prelatura de Sicuani, ha querido entrevistarlo y preguntarle algunas cosas con respecto a su vida y de su testimonio como sacerdote en toda esta zona del sur andino.

Sabemos, padre, que Usted es de Irlanda, pero, ¿de dónde es Usted, exactamente? Nos gustaría que nos describa algo de su pueblo natal.

Raymundo O’Sullivan (RO): Buenas tardes, Paul. Efectivamente, hace 48 años, bueno, hace, casi 74 años -73 años, mejor dicho- nací en Irlanda. Durante mi estadía allá no tenía una casa fija, en el sentido de que mi papá tenía unos trabajos que le hacía trasladarse de pueblo a pueblo. De manera que he vivido en un montón de diferentes pueblos, en todas partes de Irlanda. Pero más me identifico con el pueblo de, se llama, Kanturk en el condado de Cork, en el extremo sur de la isla.

PR: Muy bien, padre. ¿Cuántos hermanos o hermanas tuvo Usted en su familia?

RO: Bueno, algunos han fallecido antes, que no los conocí yo. Pero de los que son actualmente, somos cuatro: mi hermana mayor que vive en Inglaterra, después viene mi hermana que vive en Alemania, después vengo yo que vivo aquí y el último vive en Irlanda.

PR: Muy bien, padre. Hablemos un poco de su vocación sacerdotal. ¿Qué nos puede contar?, ¿cómo nació su vocación sacerdotal?, ¿cómo fue su vocación?, ¿en qué seminario se educó? y, finalmente, ¿dónde lo ordenaron?

RO: Bueno, el contexto vocacional en Irlanda es totalmente, bueno, ha sido totalmente distinto de la vocación de aquí, en el sentido de que… En ese tiempo en Irlanda, el cura gozaba de un prestigio enorme, casi cada familia tenía un hijo sacerdote o religiosa. Entonces, no era raro que desde temprano me picó la idea de ser sacerdote. Vengo de una familia, en la cual mi mamá era… cada día iba a misa, muchas veces. Por lo menos, durante cuaresma y en Christmas siempre estaba en misa y, por supuesto, los domingos. Entonces, crecí en un ambiente bien católico. Entonces, como en ese tiempo casi todas las escuelas, tanto primaria como secundaria ha sido regentado o bien por sacerdote o por hermanos cristianos. Casi era una vocación casi automática que uno iba al seminario así nomás. Entonces, yo, terminando mi secundaria, opté por irme al seminario en un pueblo que se llama Carlow, donde estudió [sic] filosofía y teología. Terminando eso fui a la diócesis que me habían encargado, que era una diócesis en Estados Unidos, en Boston. Después de algunos meses de diácono allá, regresé a Irlanda para ordenarme en febrero de 1968. Después de eso he regresado a Boston para unos dos o tres meses de sacerdote y en junio me encontraba en Lima estudiando castellano.

PR: Muy bien, padre, entonces, ¿qué edad tenía Usted cuando se ordenó?

RO: Si me acuerdo bien, era muy joven. Tenía 23 años, creo.

PR: Cuando Usted llegó a la prelatura de Sicuani estuvo antes en otros lugares, ¿cuáles fueron?

RO: Sí. Al principio me enviaron a la diócesis de Abancay y durante dieciocho años estaba en el pueblo Huancarama, en el distrito de Huancarama, en la provincia de Andahuaylas. Al principio con dos otros irlandeses y, después, con varios otros, luego en un tiempo solo. Después fui a otro pueblo en Apurímac, que está en la frontera con Ayacucho, que se llama Huaccana. Ahí estaba dos años. Después de eso he venido a Sicuani.

PR: ¿En qué fecha llegó a Sicuani?

RO: No me acuerdo la fecha exacta, pero por el mes de agosto de 1978, creo. Y el Mons. Albano, que estaba de obispo aquí en ese tiempo, me pidió ir a Velille. Entonces, tenía la oportunidad de poder conocer la prelatura y, evidentemente, le dije a Mons. Albano que sí. Entonces, fui allá con tres seminaristas.

PR: Muy bien, padre. ¿Cómo percibe, Usted, padre, en todo este tiempo que ha estado acá en la prelatura que ha cambiado la labor pastoral en estos años?, ¿es igual como la percibió cuando Usted llegó como es ahora?

RO: Bueno, al principio, cuando llegué primero el Mons. Albano estaba aquí. Él tenía una cercanía muy notable con la gente. Todos los agentes pastorales de ese tiempo nos abogamos mucho a labor social, pero sin desmerecer la parte religiosa, propiamente hablando. Durante los años se ha cambiado un poco, de que, ahora, en la vida del sacerdote hay menos énfasis en la parte social, pero siempre existe, aunque menor énfasis de nuestra parte.

PR: Muy bien, padre. En cuanto a los obispos, ¿qué recuerdos tiene de todos los obispos que ha tenido la prelatura?

RO: Bueno, he conocido al primer obispo, el monseñor Nevin Hayes, pero muy poco. Cuando yo estaba, venía aquí de visita, y ahí le he conocido. Y la impresión que me da era de un hombre bastante estricto con un castellano pulcro, pero no entra mucho en la cultura local. Cuando llegué aquí, ya había conocido a monseñor Albano antes, incluso, de que fuera nombrado como administrador apostólico de esta prelatura. Y él sí vio la necesidad de inculturar la religión y, también, de poner mucho la sociedad para sacarlo de los niveles de pobreza que estaba en ese tiempo. Después de él vino el monseñor Miguel La Fay, quien, como otro norteamericano que estaba mucho tiempo en Lima antes de venir aquí, él no tenía el mismo interés en la cultura local. No tenía. Incluso en gran parte no la entendía bien. Después de él, vino el actual obispo, el monseñor Pedro Alberto Bustamante, que, siendo peruano, por ejemplo, por supuesto, tiene poca dificultad en entender la cultura. Y como natural de Huaraz, también, él habla quechua, aunque el quechua de allá es distinto al quechua de aquí, pero él se está adaptando fundamentalmente. Creo que al principio, cuando he venido aquí, era totalmente necesario para un agente pastoral saber bien la lengua del quechua. Hoy en día no tanto porque, por la influencia del castellano [inentendible] también casi en todas partes son de habla castellana.

PR: Muy bien, padre. Y, por último, ya a puertas de su partida de aquí, de la prelatura, ¿cuáles cree que son los retos que afronta la Prelatura de Sicuani en la actualidad para poder mirar con buenos ojos al futuro?

RO: No todos están de acuerdo conmigo, pero, creo que, primero tenemos que estar, tener bien en mente que el centro de nuestro trabajo es Jesús. Especialmente, aquí, hay un problema que no va a cambiarse en diez, veinte, treinta años y eso es la devoción a los santos. La devoción a los santos es, totalmente, legítima, pero el problema es que muchas personas están en peligro de confundirles a los santos en pequeños dioses, incluso, en algunas partes, en algunos casos, el santo o la virgen es más importante que Dios, para mucha gente. Creo que una gran tarea de la Iglesia es devolver a Jesucristo a su lugar.

Otras cosas es que… se me ocurre que… Hoy en día hay diferentes grupos religiosos, aquí en Sicuani y entre otras partes, los cristianos estamos divididos, entre adventistas, católicos, pentecostales, evangélicos, qué se yo. Creo que, estoy seguro, ésa no es la situación que Jesucristo quiere. En muchas partes no sólo hay este divisionismo, solamente hay incluso odio de parte de un grupo a otro. Y eso no debe ser. Eso tiene que desaparecer. Ojalá que algún día, todos podamos alabar a Dios juntos. No sólo como lo hacemos en la Iglesia católica totalmente, no sólo como hacen los diferentes grupos religiosos su culto, pero sabiendo que hay un sólo Dios y que ese Dios nos ha dejado su palabra escrita y no escrita en la persona de Jesucristo, que representen a Él. Gracias.

PR: Bueno, padre Raymundo, muchas gracias. Agradecerle, pues, de parte de mi persona y del IPA. Usted siempre ha sido un gran apoyo para las pequeñas cosas que hemos podido hacer en estos últimos años aquí. Y estos últimos días con el tema del devocionario ha sido, pues, una experiencia muy grata, realmente. Muchas gracias.

RO: Gracias, Paul.

El audio se puede escuchar en el siguiente enlace: http://pe.ivoox.com/es/entrevista-al-p-raymundo-o-sullivan-enero-2017-audios-mp3_rf_16575673_1.html. Fotografías están disponibles en el siguiente álbum: https://www.flickr.com/photos/ipandina/albums/72157678986634976.